Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

Yolanda Barcina asegura que el trabajo de la discapacidad “hace avanzar a los gobiernos"

jueves, 9 de octubre de 2014

​La presidenta del Gobierno navarro participó en el X Congreso Estatal de Cermis Autonómicos​

La presidenta del Gobierno navarro, Yolanda Barcina, ha valorado este jueves el papel de las asociaciones y entidades del movimiento asociativo de la discapacidad en materia de concienciación social, algo que, ha asegurado, “hace avanzar a los gobiernos” y “entender que cuando se mejora la sociedad para una persona con discapacidad, se mejora para todos”.

Así lo ha dicho durante el X Congreso Estatal de Cermis Autonómicos, que tendrá lugar hasta mañana en Pamplona, organizado por el Cermi Estatal y el Comité de Representantes de Personas con Discapacidad de Navarra (Cormin), bajo el lema ‘Territorios de inclusión. Construyendo un nuevo relato para la discapacidad’.

Barcina -quien ha apostado por un cambio en la sociedad para ser conscientes de que las personas con discapacidad o en situación de dependencia son personas de pleno derecho- ha destacado el papel de Navarra en la garantía de las prestaciones sociales, y ha definido como “logros” la no existencia de listas de espera en la valoración del grado de dependencia, o los avances en materia de transporte adaptado.

“Estamos satisfechos de lo conseguido, pero queda mucho por hacer y hay que hacer frente a los problemas”, ha asegurado, al tiempo que se ha comprometido a trabajar en lo que ha considerado “el principal reto” en materia de discapacidad: la accesibilidad y la eliminación de los obstáculos que aún existen para las personas con discapacidad.
La inauguración ha contado también con la presencia del presidente del Cermi Estatal, Luis Cayo Pérez Bueno; el Defensor del Pueblo de Navarra, Javier Enériz; la directora territorial de “la Caixa” en Navarra, Ana Díez Fontana; y el presidente del Cormin, Javier Miranda Erro.

Durante su intervención, el Defensor del Pueblo de Navarra, ha asegurado que el “estado social ha quedado tocado por la crisis”, pero ha insistido en que “hay que trabajar para que todos, y no sólo algunos, seamos ciudadanos de pleno derecho en igualdad sin que nadie deba nada a nadie” y para ello, ha dicho, “los poderes públicos deben realizar una política de integración de las personas con discapacidad, a través de una atención especializada que les permita disfrutar de los derechos que la Constitución otorga a todos los ciudadanos”.

“Se trata de órdenes a los poderes públicos que éstos deben cumplir”, ha puntualizado, y ha reconocido que “aunque se ha avanzado mucho en la integración de las personas con discapacidad, aún queda mucho por hacer” y “es obligación de todos buscando nuevas formas de gestión”. Además, ha animado al movimiento asociativo a “no desfallecer y a continuar con el diálogo con los poderes públicos”.

Por su parte, el presidente del Cermi Estatal, Luis Cayo Pérez Bueno, ha  subrayado que las políticas públicas de la discapacidad son necesarias para el ejercicio de derechos humanos por parte de las personas con discapacidad, pero ha puntualizado que “si no hubiera una sociedad civil, las políticas públicas no avanzarían”. En esta línea, ha insistido en que durante el desarrollo del X Congreso, la discapacidad “va a renovar su agenda política desde los territorios”.

En la ponencia inaugural, Íñigo Alli Martínez, consejero de Políticas Sociales del Gobierno de Navarra, ha indicado que “toda persona tiene derecho a elegir qué proyecto de vida quiere” y ha apostado por un modelo de prestaciones y apoyos individualizados.

Sobre los planes de futuro, Alli se ha referido a la mejora en los protocolos y en el diagnóstico en atención temprana, el fomento de la vivienda para personas con discapacidad, o el  incremento de plazas ocupacionales.

Respecto a los retos, el consejero ha destacado la accesibilidad universal, una tarea que, ha dicho, “no sólo es del Gobierno sino también de la sociedad”, sobre todo, en lo que respecta a la sensibilización, al tiempo que se ha referido a la necesidad de incrementar los recursos públicos destinados a este fin tanto a nível estatal como foral.

El enfoque inclusivo como clave

Leonor Lidón, del Comité de Apoyo para la Convención de la ONU del Cermi Estatal, se ha referido en su ponencia sobre ‘El enfoque inclusivo y de derechos humanos como clave de las políticas públicas de discapacidad’ al principio de igualdad y no discriminación, a la accesibilidad y a la autonomía, como retos para un enfoque inclusivo de la discapacidad.

En su opinión, la barrera fundamental es la mental, “por prejuicio o desconocimiento” que “lleva a que se niegue a las personas con discapacidad la titularidad de un derecho determinado” y ha puesto el ejemplo del derecho al voto para las personas incapacitadas legalmente, o el derecho al empleo, “mermado por una visión de falta de capacidades como elemento de exclusión”, así como a las barreras físicas y a la comunicación que impide a las personas con discapacidad disfrutar de los mismos productos y servicios que el resto de ciudadanos.

Para un enfoque inclusivo es necesario, en su opinión, el uso de una terminología adecuada, diferenciar entre deficiencia y barrera, abordar la igualdad y la autonomía en clave de discapacidad, así como el trabajo de las asociaciones de la discapacidad para que se tenga en cuenta al colectivo en el debate social, político y jurídico de la discapacidad.

También durante la primera jornada del Congreso, Pilar Villarino, directora Ejecutiva del Cermi Estatal, y Mayte Gallego, presidenta del Cermi Comunidad de Madrid, han abordado el proyecto de la Fundación Cermi Mujeres, como un instrumento al servicio de la igualdad de género en el movimiento social de la discapacidad.

Ver todas