Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

Uno de cada seis europeos encara serias dificultades para pagar sus facturas

miércoles, 23 de junio de 2010

​El 60% tiene poca o ninguna confianza en mantener su puesto de trabajo​

Uno de cada seis europeos declara que atraviesa por constantes dificultades para pagar las facturas del hogar, y tres cuartas partes de los europeos creen que el pasado año la pobreza aumentó en sus respectivos países.


Estos son los principales resultados de una nueva encuesta del Eurobarómetro sobre el impacto social de la crisis, que la Comisión de la UE presentó este martes.


Según el comisario de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la UE, László Andor, los resultados de la encuesta confirman que "la crisis está pasando factura, y un significativo porcentaje de europeos tiene dificultades para llegar a fin de mes", dijo.


En general, los ciudadanos de la UE consideran que la pobreza ha aumentado en el año anterior a la encuesta, a todos los niveles: seis de cada diez encuestados consideran que la pobreza ha aumentado en su entorno local; tres cuartas partes creen que la pobreza ha aumentado en su país, y un 60% considera que la pobreza ha aumentado en toda la UE en su conjunto.


La crisis y la exigencia de medidas de austeridad se perciben como causas de la pobreza entre los ciudadanos. Grecia destaca con un 85% de los encuestados que cree que la pobreza ha aumentado en su país.

El 83% de los franceses, el 82% de los búlgaros, el 77% de los rumanos y el 75% de los italianos también comparten esta opinión sobre sus respectivos países. Aunque en algunos países la población espera que surjan más dificultades (como siete de cada diez rumanos o griegos, que esperan que la situación financiera de sus hogares sufra un mayor deterioro), en otros casos ha mejorado esa percepción.

Por ejemplo, el 23% de los letones espera que la situación financiera de sus hogares empeore (frente al 65% en julio de 2009). Igualmente, ahora, son menos los encuestados en Bélgica, Letonia, Polonia, Finlandia y el Reino Unido que esperan continuar desempleados en caso de que pierdan su trabajo.


Según esta encuesta, uno de cada seis europeos indica que en su hogar no ha habido dinero para pagar las facturas habituales, comprar alimentos u otro tipo de bienes de consumo cotidiano, al menos una vez el año pasado; asimismo, el 20% tuvo dificultades para pagar facturas domésticas o créditos en el momento del trabajo de campo de la encuesta (realizado en mayo de 2010).


Además, alrededor de un 30% de los ciudadanos considera más difícil hacer frente a los costes de la asistencia sanitaria.


En lo que respecta al empleo, uno de cada seis europeos tiene poca o ninguna confianza en mantener su puesto de trabajo.


Por último, en lo que se refiere a las futuras rentas, el 73% de los ciudadanos de la UE ya esperan que sus pensiones sean de menor cuantía o bien que tengan que retrasar el momento de la jubilación, o ahorrar más para la vejez. Mientras tanto, un 20% están muy preocupados por que sus rentas en la vejez sean insuficientes para tener un nivel de vida adecuado.

Ver todas