Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

Un nuevo estudio de la CE subraya los beneficios de la flexibilidad laboral

martes, 26 de octubre de 2010

​Para empresarios y trabajadores​

La Comisión Europea (CE) ha publicado el estudio 'Flexible working time arrangements and gender equality' (Flexibilidad en el horario laboral e igualdad de género), en el que subraya los grandes beneficios que la flexibilidad del horario laboral aporta tanto para los empresarios como para los trabajadores.

La vicepresidenta y Comisaria de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía de la UE, Viviane Reding, ha declarado durante la presentación que "un horario laboral flexible, servicios de guardería y de asistencia a otras personas dependientes, y las excedencias tienden a llevar a tasas más elevadas de empleo tanto para mujeres como hombres, así como a tasas de natalidad más sostenibles".

"En épocas de la ralentización económica, las medidas de flexibilidad laboral pueden ayudar a los trabajadores a conservar sus puestos de trabajo. Es necesario que se continúe progresando en la conciliación entre trabajo y familia: la flexibilidad laboral y la igualdad de género son dos requisitos previos importantes para la recuperación económica", prosiguió.

Tal y como informa la CE en una nota de prensa, el texto proporciona una descripción completa de las prácticas actuales en los 27 Estados miembros de la UE y en los países EEE-AELC (Islandia, Noruega, Liechtenstein y Suiza) y Se centra en la flexibilidad interna de empresas y organizaciones, tanto en la duración de la jornada laboral (por ejemplo a tiempo parcial) como en su organización (por ejemplo el horario laboral flexible u horario escalonado y flexibilidad en la hora en la que empieza y termina la jornada de trabajo).

PRINCIPALES CONCLUSIONES

Aún existen amplias diferencias entre los Estados miembros en lo que concierne a la flexibilidad del horario laboral: La flexibilidad en la duración de la jornada laboral está más extendida en el norte y el oeste de Europa, mientras que en Hungría, Lituania, la República Checa, Estonia, Bulgaria, Eslovaquia, Eslovenia y Rumanía predomina la jornada laboral de 40 horas.

Por su parte, Dinamarca, Suecia, Alemania, Finlandia y Noruega reciben una buena puntuación en términos de flexibilidad organizativa, ya que algo más de la mitad de los asalariados disfruta de cierto grado de flexibilidad en su horario laboral.

Una mayor flexibilidad en el horario laboral no siempre es positiva para la igualdad de género: La CE explica que un horario más individualizado ejerce un efecto positivo en la tasa de empleo femenino y puede ayudar a las trabajadoras a mantener el equilibro entre su vida profesional y personal. Sin embargo, el trabajo a tiempo parcial (mayoritariamente femenino) aún se concentra en sectores mal pagados con escasas oportunidades de promoción y de formación en la mayor parte de los países.

Asimismo, la cultura organizativa también desempeña un papel importante. Mientras la flexibilidad se considere una manera "femenina" de organizar la jornada laboral, es más probable que los horarios flexibles confirmen diferencias entre los sexos en vez de modificar esta tendencia.

Las últimas reformas introducidas, apunta la CE, demuestran que la flexibilidad de la jornada laboral es una prioridad en varios países, aunque los temas específicos de cada país pueden variar. Así, algunos países (como la República Checa y Lituania) se centran en la flexibilidad como instrumento para aumentar la tasa de empleo (tanto en individuos como en horas).

El trabajo a tiempo parcial se utiliza cada vez más para promover el envejecimiento activo. Especialmente en los países nórdicos, el trabajo a tiempo parcial involuntario es un problema importante, que lleva a la adopción de medidas que intentan crear un nuevo equilibrio entre flexibilidad y seguridad.

Además, la capitalización del tiempo y la anualización del tiempo de trabajo también son una prioridad política (en Finlandia, Alemania y Luxemburgo). En algunos países (como Polonia y Portugal), la flexibilidad en el horario laboral está ligada al debate sobre la reducción de la cantidad de horas extraordinarias.

El estudio también tiene en cuenta la influencia de la actual crisis financiera y económica. Considera que este hecho ha tenido un efecto claro y la flexibilidad se considera ahora un importante instrumento para ayudar a los empresarios a ajustarse a las circunstancias económicas cambiantes. Sin embargo, las diferencias de trato por razón de género no ocupan un lugar destacado en el debate actual.

Ver todas