Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

"Un mundo sin el empoderamiento de los discapacitados, es un mundo sin cohesión social"

viernes, 6 de noviembre de 2015

​​Virginia Carcedo, directora de FSC Inserta​​​

El Estatuto también será distribuido a las federaciones nacionales de empleadores, a las redes nacionales empresas y discapacidad como una manera de promover la inclusión de personas con discapacidad entre entre sus miembros, incluyendo a las pequeñas y medianas empresas (pyme).

Durante la presentación de las sesiones, el director general de la organización internacional, Guy Ryder, destacó que "la falta de igualdad de oportunidades de trabajo para las personas con discapacidad con frecuencia se traduce en vivir en la pobreza y la exclusión social. Al honrar los compromisos de este Estatuto, el sector privado demostrará un verdadero liderazgo para hacer posible que las personas con discapacidad tengan un trabajo productivo y vivan dignamente".

"Las primeras empresas signatarias nos ayudarán a difundir un mensaje simple pero fundamental: emplear a personas con discapacidad no sólo es una causa moralmente justa, también es productivo para las empresas. Este nuevo Estatuto puede además aportar una contribución considerable a la realización de muchos objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible", agregó Ryder.

Por su parte, y en representación de los signatarios, la Presidenta del Comité Directivo de la Red, Wendy Orr, manifestó su orgullo por ser una de las primeras sociedades en firmar el Estatuto de las empresas sobre discapacidad. "Este es un paso más para demostrar nuestro compromiso a favor de la inclusión de las personas con discapacidad en el mercado de trabajo. Pensamos y estamos convencidos de que una fuerza de trabajo inclusiva y diversa ofrece oportunidades a los empleadores, a los empleados y a la sociedad en general. Invitamos a otras grandes empresas a unirse a nosotros y firmar el Estatuto en los próximos meses".

Por su parte, Manuela Tomei, Directora en la OIT del Departamento sobre las condiciones de Trabajo e igualdad, destacó la importancia de la firma del primer Estatuto y el diálogo que espera se desarrolle a partir de ahora para poner en práctica de manera efectiva el contenido de la Carta y atraer a más compañías. En su intervención recordó que es fundamental la implicación del sector privado en la inclusión laboral de las personas con discapacidad, principalmente en los países en vías de desarrollo. Además, ofrecer un marco guía para incluir a las personas con discapacidad en la economía formal.

El empleo, una clave de la Agenda 2030

Para la OIT, la firma de este nuevo Estatuto enmarcado en el sector de la discapacidad va a tener un papel más protagonista del que creemos. Recientemente -y tras un encuentro mundial los pasads 25 a 27 de septiembre- se aprobó por unanimidad de todos los Estados miembros de la ONU la nueva Agenda 2030 para el desarrollo sostenible. Un programa que recoge tres grandes dimensiones en materia de sostenibilidad, como explica la ONU: económica, social y medioambiental.

Tras tres largos e intensos años de negociaciones y diálogo entre los gobiernos y sociedad civil, entre otros, el nuevo programa se compone de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que se sustentan en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Por aquel entonces, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, los describía como "el programa de desarrollo más inclusivo que el mundo jamás haya visto".

De este modo, la nueva Agenda para el desarrollo sostenible 2030 "sitúa en el centro a los pueblos y al planeta y da a la comunidad internacional el impulso que necesita para colaborar en vistas a superar los grandes desafíos a los que la humanidad se enfrenta, incluídos los del mundo laboral. El trabajo decente pasa a convertirse en la clave del desarrollo sostenible, en concreto, adopta la forma de Objetivo número 8.

Según los datos publicados por la OIT, de aquí al año 2030 se espera la creación de 60 millones de nuevos puestos de trabajo, siguiendo las estimaciones del ritmo de crecimiento de la población en edad de trabajar. Además de la creación de empleo, la OIT urge a mejorar la situación actual en la que se encuentran 780 millones de hombres y mujeres que trabajan pero no ganan más de 2 dólares diarios.  ​

Ver todas