Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

Un informe detalla la exención de precios públicos para discapacitados en la universidad

martes, 9 de marzo de 2010

​Para garantizar su acceso y permanencia a los estudios​

El consultor en discapacidad, Juan González-Badía Fraga, ha elaborado para el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) un informe sobre la exención de precios públicos en las universidades españolas para las personas con discapacidad, con el objetivo de garantizar así su acceso y permanencia a los estudios universitarios.


La gratuidad de la matrícula universitaria para los estudiantes con discapacidad queda recogida en la Ley Orgánica de Universidades, modificada en 2007, que establece que los alumnos con discapacidad "tendrán derecho a la exención total de tasas y precios públicos en los estudios conducentes a la obtención de un título universitario".


Teniendo en cuenta que las Comunidades Autónomas son las que regulan los precios públicos para cada curso académico, con el límite impuesto por la Conferencia General de Política Universitaria, actualmente, en el curso académico 09/10, todas las Comunidades aplican la exención total de precios públicos a las personas con discapacidad.


Así, todas ellas aplican la matrícula gratuita a los estudiantes con discapacidad que acrediten un grado igual o superior al 33%, salvo la UNED que exime el 100% de la primera matrícula, el 50% de la segunda, y que aplica el coste de la segunda en la tercera y sucesivas matrículas.


Asimismo, en el informe se destaca que nueve Comunidades Autónomas (Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad de Madrid, Extremadura y La Rioja) y el Ministerio de Educación con respecto a la UNED, establecen que las universidades serán recompensadas por parte del Gobierno autonómico/Gobierno central, por lo que han dejado de ingresar las exenciones de los estudiantes con discapacidad.


El informe de Juan Gonzáles-Badía Fraga señala también algunas “particularidades” como las de Castilla-La Mancha y Extremadura, que establecen en sus normativas que el alumno para acogerse a la exención de matrícula debe acreditar no tener derecho a la beca por el sistema ordinario de becas y ayudas al estudio, tanto del Estado como de la Comunidad Autónoma.


En el caso del País Vasco, aparte de eximir al estudiante con discapacidad con un grado superior al 33%, exime también a los familiares cuando en la unidad familiar haya una persona con un grado de discapacidad igual o superior al 65%.


Por último, se destaca que todas las universidades de Extremadura, que el curso pasado cobraban parte de la segunda matrícula a los estudiantes con discapacidad, ya aplican la exención total de los precios públicos a estos alumnos, con lo que todas las universidades ofrecen ya la matrícula gratuita a este colectivo, tal y como establece la Ley.

Ver todas