Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

Se reduce en un 50% los contratos de trabajo para personas con discapacidad física

viernes, 17 de diciembre de 2010

​Según Famma​

La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid, Famma-Cocemfe Madrid, finaliza el año 2010 con una caída sin precedentes en el empleo de las personas con discapacidad, según datos del Observatorio de la Discapacidad Física de la Federación. Los números que arroja el Observatorio, en referencia al empleo, significan que la intermediación laboral de Famma ha multiplicado por algo más de tres el esfuerzo de contactar con empresas de toda índole, en busca de puestos de trabajo para las personas con discapacidad.

“El sector discapacidad soporta un desempleo que duplica al de las personas sin discapacidad. Es hora de aumentar los controles para que se cumplan las leyes de reserva de plaza para personas con discapacidad, tanto en la administración pública como en las empresas. Mucho nos  tememos que los porcentajes de reserva no se cumplen y que algunas de ellas, interpreten la ley de forma muy particular”, según Javier Font, presidente de Famma.

No es la primera vez que la entidad aboga por una mejor gestión en el seguimiento de la ley y la aplicación de actuaciones innovadoras para el empleo. La Federación ha trabajado en la Mesa de Empleabilidad  para Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid realizando propuestas para paliar la situación de desventaja que padece el colectivo al respecto. Algunas de las propuestas han sido; excluir  de cualquier subvención pública a las empresas que incumplan la obligación de reserva de empleo a favor de personas con discapacidad, instar a los poderes públicos que correspondan a aprobar una normativa clara acerca de la compatibilidad de pensiones y reforzar los centros y mejora de la intermediación laboral.

Es necesario un esfuerzo de imaginación para tratar de encontrar huecos en el mercado laboral en el que puedan encajar las personas con discapacidad, puesto que, tal y como concluye Font, “las personas somos todas iguales, aunque haya algunas que sean diferentes. No se trata de tener las mismas capacidades todos sino de tener otras que, a veces, hasta son complementarias y tan capaces como las demás. Abogamos por fórmulas  que sirvan para dinamizar el trabajo para las personas con discapacidad, antes que contemplar impasibles esta caída en picado del trabajo”.

Ver todas