Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

Recomiendan a la ONU que cree un cargo sobre mujer y guerra

lunes, 10 de agosto de 2009

​Sólo cuatro de los 23 responsables de las misiones de mantenimiento de la paz son mujeres ​

Human Rights Watch (HRW) reclamó hoy al Consejo de Seguridad de la ONU que cree urgentemente el cargo de representante especial del secretario general de las Naciones Unidas sobre mujeres y conflictos armados, para combatir la violencia sexual y promover la igualdad de participación de las mujeres en las conversaciones de paz.

De esta forma, el secretario general de la ONU tendría otro cargo de alto nivel que añadir a los 95 representantes o enviados especiales que existen en la actualidad, dedicados a, entre otros temas, la gripe aviar, los niños y las guerras, el cambio climático, la reducción de los desastres, los derechos humanos, los desplazados, la malaria y las migraciones.

Antes de que el Consejo de Seguridad de la ONU celebre mañana un debate relacionado con la mujer, la paz y la seguridad, Marianne Mollmann, defensora de los derechos de las mujeres de HRW, acusó a los países, los organismos intergubernamentales y las Naciones Unidas de incumplir sus promesas de otorgar un rango especial a la mujer en los conflictos armados.

'Han transcurrido 10 años desde que el Consejo de Seguridad reconoció que la experiencia de las mujeres es diferente a la de los hombres en la guerra y que ésta es una preocupación de seguridad', añadió Mollmann.

HRW indicó que, aunque el Consejo de Seguridad ha reconocido que la participación de la mujer en los procesos de paz y de mantenimiento de la paz es esencial para mejorar la respuesta a esos abusos, las mujeres siguen estando poco representadas en las negociaciones de paz.

De hecho, sólo cuatro de los 23 responsables de las misiones las Naciones Unidas de mantenimiento de la paz son mujeres y un estudio reciente del Fondo de las Naciones Unidas para las Mujeres (Unifem, según sus siglas en inglés) muestra poco o ningún movimiento en la participación de las mujeres en los procesos de paz y las negociaciones en la última década.

'El vacío de liderazgo en las mujeres y los conflictos armados tiene enormes consecuencias. Cuando las mujeres han estado más directamente implicados en los procesos de paz, las soluciones negociadas han sido más propensas a incluir las inquietudes de la sociedad en su conjunto', aseguró Mollmann.

En este sentido, HRW pidió a la ONU la misma protección para las mujeres que dedica a los menores y recordó que el secretario general de Naciones Unidas nombró un representante especial sobre los niños y los conflictos armados en 1996, y el Consejo de Seguridad creó un grupo de trabajo y un mecanismo de supervisión y presentación de informes sobre esta cuestión en 2005.

Ver todas