Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

Personas con enanismo piden "reciclaje" laboral para salir de los espectáculos cómicos

miércoles, 14 de julio de 2010

​La Fundación Alpe quiere reunirse con Corbacho y Jiménez para exigir un plan de inserción laboral​

La Fundación Alpe, dedicada a promover la investigación científica y social en temas relacionados con el enanismo, quiere reunirse con el Gobierno para pedirle que promueva la inserción laboral de las personas con acondroplasia (la forma más común de enanismo) que participan en espectáculos cómicos.

Así lo dijo a Servimedia Felipe Orviz, asesor jurídico de la Fundación Alpe, que lamenta que "la única razón de ser de estos espectáculos es degradar y vulnerar la dignidad humana de una condición física y una discapacidad", popularmente conocida como enanismo.

Por esta razón, se pregunta cómo "pueden seguirse contratándose y celebrándose en espacios públicos de España, en pleno siglo XXI".

Aunque no puede precisar cuántas personas se dedican a estas actividades, la Fundación Alpe informó de que "no son más de 100 personas". Actualmente, alrededor de 15 compañías organizan estos espectáculos, que los realizan "en cualquier lugar de España, sin distinción de comunidades autónomas, ayuntamientos y signo político".

"Todos los partidos siguen contratando estos espectáculos y lo venden como algo cultural y lúdico, cuando sólo se basan en la mofa y en la degradación de una discapacidad. Buscan la rentabilidad económica humillando a personas de talla baja", señaló este experto.

PLAN INTEGRAL

Por esta razón, la Fundación Alpe pide al Gobierno que establezca "un plan integral de 'reciclaje' e inserción laboral de las personas que se dedican a este tipo de espectáculos".

La Fundación Alpe asegura estar ya "hablando" con asociaciones sindicales y partidos políticos, y dice tener "reuniones pendientes" con el Ministerio de Trabajo e Inmigración, con el de Sanidad y Política Social y con organizaciones sindicales.

"Queremos que, de una vez por todas, esos espectáculos se eliminen como práctica habitual en nuestra sociedad. Vulneran todos los principios de una sociedad democrática y se tienen que abolir, al menos en los espacios públicos", prosiguió Orviz.

Además, indicó que muchas de las personas que se dedican a estas actuaciones "son inmigrantes sin ningún tipo de posibilidad económica".

Ver todas