Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

Las subvenciones salvan la contratación de discapacitados con un alza del 30%

martes, 3 de mayo de 2011

​El número de trabajos formalizados en 2010 supera los 3.000 ​

Si a las innumerables barreras que hoy tiene un aspirante a trabajador ante la grave crisis se suma la limitación física o intelectual, el panorama es, como mínimo, muy complicado. El propio cuerpo limita el abanico de ocupaciones y la intención en muchos casos no es suficiente para combatir la negativa del que está al otro lado, del que tiene la opción de abrir la puerta al mercado laboral. Pero de momento los discapacitados en Galicia pueden presumir de esquivar la caída en picado de la contratación. El colectivo incluso experimentó un auténtico récord en el número de nuevos empleados durante el pasado año, uno de los más difíciles en la economía, con un incremento del 30%. La clave está en las ayudas públicas. En los incentivos directos y las ventajas fiscales, que permiten, como reconocen tanto las administraciones como las organizaciones de discapacitados, que la recesión se cebara con una parte de la sociedad que ya de por sí concentra un nivel de paro elevadísimo, del 60% en la comunidad.

Las contrataciones a personas con discapacidad en Galicia en 2010 alcanzaron las 3.023, un 30,5% más que en el ejercicio anterior, cuando se registraron un total de 2.316, según el Ministerio de Trabajo. Fue ése, sin duda, el peor de los últimos cinco años. Los trabajos formalizados en los anteriores rondaban los 2.700, y en 2007 hasta se llegaron a rozar los 3.000.
Un volumen que representa apenas el 5% de los contratos firmados con discapacitados en España, casi 61.200. A la cabeza está Andalucía, que el pasado año tocó los 12.000, seguida de Cataluña, con 8.249 y Madrid, con 6.858. Hay que bajar hasta el octavo lugar del ranking por autonomías para encontrar a Galicia, por detrás de las tres comunidades con más apoyo al colectivo, además de Valencia (5.445), País Vasco (5.199) y Castilla y León (3.640).

¿Qué está pasando en lo que llevamos de 2011? El ritmo acumulado el ejercicio anterior está más contenido. Pero la estadística todavía aguanta en incrementos. De un 15% entre enero y marzo en Galicia, hasta las 749 contrataciones, frente al aumento medio del 8,5% en el conjunto del Estado.

"Por un lado está el conocimiento entre los directivos de las empresas de las políticas de inserción, el asesoramiento y los incentivos, aunque también los haya para otros colectivos", explica Francisco Abuín, responsable del Servicio de Intermediación Laboral de la Confederación Galega de Persoas con Discapacidade (Cogami). Una organización que guarda en su base de datos 23.000 personas con limitaciones físicas o cognitivas de más de 230.000 que existen en Galicia. Él es el primero que recuerda que pese a la buena evolución de las cifras el desempleo entre los discapacitados se mantiene en niveles enormes. Alrededor del 60%.

De los más de 3.000 contratos firmados por el colectivo el año pasado, 915 fueron temporales bajo la modalidad de discapacitados. Otros 481 eventuales por circunstancias de la producción y 414 por obra o servicio. Solo 32 fueron indefinidos ordinarios y 147 fueron fijos por el programa de fomento de este tipo de contratos. Un único trabajo fue por prácticas y 13 por formación. Los temporales que se convirtieron en indefinidos alcanzaron los 268.

"Suelen ser contratos de seis meses, más o menos el 70%", explica Abuín. "Pero muchos de ellos se vuelven temporales de entre uno y tres años y muchos también –continúa– se acaban convirtiendo en indefinidos". La experiencia de Cogami es muy ilustrativa. La organización mueve por sí sola al año más de 1.000 ofertas de empleo anuales, de las que luego hace seguimiento, una vez que el candidato logra el puesto. "No es estabilidad total, pero al final ocurre como cualquier otra persona –señala–. Están el trabajador y el empresario".

Por esa misma razón, porque el colectivo –con todas sus particularidades– se enfrenta a una copia de la realidad económica de Galicia dentro de sus capacidades, la mayoría de empleos que llegan están vinculados al sector servicios, donde está ocupada el 67% de la población en la comunidad. Labores administrativas, comercio, vigilancia, reparto, jardinería, limpieza... "Como la sociedad en general", insiste Abuín.

Ver todas