Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

“Las empresas que apuestan por la RSE se adelantan a sus competidores”

jueves, 19 de diciembre de 2013

​Ana Sainz, Secretaria de la Fundación Sociedad y Empresa Responsable (Seres) y miembro del patronato de la Fundación Bequal​

Secretaria de la Fundación Sociedad y Empresa Responsable (Seres), Ana Sainz compagina su trabajo con el patronato de la Fundación Bequal, para la inserción de las políticas de RSE en contexto de la discapacidad. Una de las iniciativas más importante es la implantación del Sello Bequal, un certificado de calidad en este contexto de accesibilidad, cumplimiento de la Lismi, buena gobernanza e igualdad de oportunidades.

Como miembro del patronato de la Fundación Bequal, ¿cuál es su opinión respecto al sello Bequal?

Es importante que haya iniciativas que intentan promover y sobre todo facilitar, la integración laboral y la normalización social de los colectivos más vulnerables.

¿Cree que las empresas van a responder a esta iniciativa?

Hoy por hoy son numerosas las normativas y acreditaciones exigidas a las empresas, la respuesta vendrá dada por cada una de ellas.

Lo más importante y diferencial, además de la acreditación, es dar indicaciones de cómo mejorar y poder facilitar así la mejora integración de personas con discapacidad.

¿Qué respuesta espera por parte de los clientes? ¿Comienzan a tener en cuenta los valores de la RSE en productos y servicios?

Los últimos informes sobre consumidores ya muestran una tendencia, o “simpatía” hacia productos sostenibles y desarrollados por empresas con políticas activas en RSE. De todos modos, pienso que todavía falta un tiempo de maduración para que los consumidores premien o castiguen a las empresas en función de su RSE si bien es cierto que las empresas que apuestan por esta vía, están adelantándose a sus competidores.

¿Hasta qué punto considera que las grandes empresas están sensibilizadas en materia de discapacidad?

Hay empresas con una gran sensibilidad, y esa sensibilidad llega más allá de cumplir la normativa legal. En muchas de ellas se ha normalizado la discapacidad y ya se aborda transversalmente en todos los departamentos y áreas de negocio.

¿Y las pyme?

Las pyme cada vez son más conocedoras de las diferentes políticas de RSE y de las ventajas que pueden suponer para ellas a la hora de diferenciarse de sus competidores. En materia de discapacidad ocurre algo similar, intentan abordar los retos de la discapacidad, no solo como obligación legal, en muchos casos como línea de actividad o de mejor servicio para sus clientes.

¿Cree que hoy por hoy la sensibilización del empresario, está más enfocada al cumplimiento de la cuota legal de contratación o a entender que lo importante es la productividad de la persona con discapacidad en igualdad de condiciones?

Es una pregunta compleja, es difícil responder a nivel general. Considero que el trabajo en discapacidad requiere un aprendizaje, y ese aprendizaje consta de dos fases:

Una fase inicial en la que los empresarios se preocupan principalmente por el cumplimiento legal, y una segunda fase en la que descubren las virtudes de trabajar en discapacidad: como empleados, servicios de valor añadido para todos sus clientes, etc.

Ver todas