Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

La universidad, primer paso hacia la inclusión laboral

jueves, 15 de enero de 2015

​A mayor formación, mayor posibilidad de empleo​

El porcentaje de jóvenes con estudios superiores se sitúa en el 22%, trece puntos por debajo del resto de la juventud. Para superar esa brecha universitaria, Fundación Once y Fundación Repsol ofrecen cada verano a alumnos con discapacidad de ESO, bachillerato y ciclos formativos la posibilidad de conocer en primera persona todo lo que la universidad les puede ofrecer a través de una semana de inmersión en campus inclusivo.

Cuanto más formación hay, menores son la posibilidades de acabar deempleado. Así se viene demostrando estudio tras estudio. El último, elaborado por la consultora Millward Brown sobre una base de 1.200 jóvenes de 21 a 30 años de seis países (Francia, Alemania, Italia, España, Turquía y Portugal), presenta datos concluyentes a este respecto: los jóvenes con estudios universitarios de grado o superiores tienen una tasa de ocupación del 71% en estos países, mientras que en aquellos que tienen un nivel formativo inferior se reduce al 51%.

Cursar estudios universitarios, por tanto, multiplica las posibilidades de encontrar empleo. Y en el caso de los jóvenes con discapacidad -con tasas de empleo muy inferiores al resto de la juventud- es esencial para su futuro laboral. Sin embargo, la última encuesta del Instituto Nacional de Estadística, publicada en diciembre del 2013, ya advertía que el porcentaje de que tenía estudios superiores (22,9%) estaba muy por debajo del de las personas sin discapacidad (35,1%).

¿La causa de esta brecha universitaria? La elevada tasa de abandono escolar temprano entre los jóvenes con discapacidad, que según Isabel Martínez, comisionada de Universidad, Juventud y Planes Especiales de Fundación ONCE, "se sitúa en el 53,8%, más de treinta puntos por encima del resto de jóvenes".

Ver todas