Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

La UE toma medidas para ayudar a 12 millones de desempleados de larga duración

jueves, 17 de septiembre de 2015

​​Una evaluación individual y un plan personalizado se añaden a las existentes ​​​

Tras la activación de medidas como la Iniciativa de Empleo Juvenil a mediados de año, la Unión Europea ha propuesto algunas orientaciones adicionales para los Estados miembro, de cara a "reforzar la creación de empleo, la recuperación económica y la justicia social en Europa", apunta en nota de prensa.

Que los desempleados de larga duración vuelvan a encontrar un empleo parece ser una misión más que complicada si tenemos en cuenta que ni siquiera los primeros signos de recuperación económica y mejora en el mercado laboral han podido hacer algo al respecto.

Los datos ofrecidos por Bruselas son rotundos: en Europa hay más de 12 millones de personas que llevan más de un año en el paro, o lo que es lo mismo, el 5% de la población activa. Cierto es que ya se han emprendido medidas integradas en el Plan Juncker para mejorar esta situación. El número de desempleados de larga duración se duplicó entre 2007 y 2014, llegando a representar aproximadamente la mitad del número total de desempleados cifrado en 23 millones de personas.

Según la Comisión Europea, "el Plan de Inversiones para Europa tiene potencial para crear millones de nuevos puestos de trabajo". El problea radica en la falta de éxito de los desempleados para ocupar uno de ellos. Más del 60 % lleva ya más de dos años seguidos en paro.

¿Y qué recomendaciones se han hecho a este respecto? El Consejo de la Unión Europea ha presentado una propuesta de Recomendación para los 28 miembros de la UE, entre las que cabe destacar que "todos los solicitantes de empleo que lleven más de doce meses en paro sean objeto de una evaluación individual y reciban un acuerdo de integración laboral en el que se les ofrezca un plan concreto y personalizado para volver a trabajar antes de que lleguen a estar dieciocho meses en paro".

Marianne Thyssen, Comisaria de Empleo, Asuntos Sociales, Capacidades y Movilidad Laboral, ha declarado que "el desempleo de larga duración es uno de los problemas más difíciles y graves que ha causado la crisis económica y afecta a más de doce millones de personas en Europa. Tal desempleo expone a una parte cada vez mayor de nuestra población al riesgo de caer en la pobreza y la exclusión social. Debemos actuar para reintegrar a estas personas en el empleo. No podemos aceptar una recuperación económica que deje de lado a tantos ciudadanos europeos. Confío en que la propuesta de hoy, con el pleno apoyo de los Estados miembros, los interlocutores sociales y los empleadores, contribuya a que cambie su situación".

TRES PASOS CLAVE

En concreto, la propuesta para atender a este colectivo de desempleados presenta "tres pasos clave": fomentar la inscripción de los desempleados de larga duración en un servicio de empleo; facilitar a cada desempleado de larga duración que esté inscrito, antes de que lleve dieciocho meses en paro, una evaluación individual detallada a fin de determinar sus necesidades y su potencial; y ofrecer un acuerdo de integración laboral a todos los desempleados de larga duración inscritos antes de que lleven dieciocho meses en paro.

Dicho acuerdo de integración laboral es más completo de lo que cabría esperar. ¿En qué consiste? Bruselas explica que este acuerdo, además de incluir servicios de tutoría, ayuda a la búsqueda de empleo, educación y formación complementarias, también debería conceder "ayudas para la vivienda, el transporte y los servicios de atención sanitaria y de atención a la infancia o la readaptación".

"Tales servicios deben prestarse a través de un punto de contacto único, a fin de garantizar la continuidad y la coherencia de la ayuda. Asimismo, debe indicar claramente los derechos y las responsabilidades tanto de los desempleados como de las organizaciones que prestan ayuda".

A este respecto, la propuesta afecta también a la "participación activa de los empleadores mediante la asociación con las autoridades públicas, ampliando la gama de servicios que pueden recibir y ofreciéndoles incentivos financieros específicos".

Los Estados miembros pueden aplicar estas recomendaciones con ayuda del Fondo Social Europeo, aunque en la actualidad ya están vigentes algunas de las anteriores medidas, como la formulación de recomendaciones en el marco del Semestre Europeo (el ejercicio anual de coordinación de la política económica); hasta el 10 % del Fondo Social Europeo puede utilizarse para ayudar a los desempleados de larga duración durante el período 2014-2020, y la Red Euro

Ver todas