Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

La OIT retrasa hasta 2015 la recuperación del empleo

viernes, 1 de octubre de 2010

​Principalmente, por "no haber detectado adecuadamente las causas profundas de la crisis"​

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) considera que han aparecido "nuevos nubarrones en el horizonte del empleo", por lo que retrasa en dos años, hasta 2015, la recuperación de los mercados de trabajo en los países desarrollados.


En el Informe sobre el Trabajo en el Mundo de 2010, la OIT prevé que el empleo recuperará los niveles previos a la crisis en el año 2015, en vez de en 2013, como estimaba en el estudio del año pasado.


Las razones de este empeoramiento en las perspectivas de recuperación en los países desarrollados son, por un lado, la retirada de las medidas de estímulo fiscal, "que fueron decisivas para el despegue de la recuperación".


El segundo factor, "más importante aún", es que la organización considera que "no se han atacado adecuadamente las causas profundas de la crisis".

No obstante, la OIT no cree que estos factores afecten a las previsiones sobre los países emergentes y estima que la recuperación será más rápida en estas regiones. Así, calcula que el empleo retornará a los niveles anteriores en este mismo año.


Sobre las medidas que la OIT recomienda para mejorar las expectativas sobre la evolución del empleo, el organismo internacional asegura que es "crucial", tanto para la economía como para la sociedad, "evitar que siga aumentando el empleo de larga duración".

Para ello, reclama que "se mantengan o incluso se refuercen las políticas de empleo", como las designadas para apoyar la búsqueda de un trabajo, para reciclar a los parados que necesitan cambiar de sector, y mejorar la transición entre la educación y el empleo a los jóvenes.

La OIT señala que es consciente de que este tipo de medidas y otras centradas en la creación de empleo suponen un incremento del gasto público en la actualidad, pero añade que, en cinco años, el déficit fiscal "no sería mayor que el que habrá con políticas de austeridad".

"Además", continúa la organización, "se lograría reorientar la recuperación hacia un crecimiento centrado en el empleo".

Por otro lado, el organismo internacional defiende la necesidad de que los salarios crezcan en línea con las ganancias de productividad y añade que esto "sería efectivo para impulsar la economía y el empleo".

Por último, insta a los países desarrollados a acometer una reforma del sector financiero, ya que, a pesar del "masivo apoyo", sigue habiendo restricciones al crédito para las empresas, especialmente para las pequeñas.

Ver todas