Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

Fundación ONCE e Imserso se unen para lograr entornos, productos y servicios plenamente accesibles

martes, 15 de marzo de 2011

​Imserso (Instituto de Mayores y Servicios Sociales)​

La Fundación ONCE firmó este lunes dos convenios de colaboración con el Imserso (Instituto de Mayores y Servicios Sociales), por los que ambas entidades se comprometen a trabajar juntas para lograr la accesibilidad universal en entornos, productos y servicios. Asimismo, promoverán la aplicación del diseño para todas las personas en las distintas actuaciones y fomentarán acciones de I+D+i en esta materia.

El objetivo, según recoge el primero de los documentos, es mejorar o dotar a entornos, productos o servicios de las condiciones necesarias que los hagan universalmente accesibles. Se trata de lograr que todas las personas puedan utilizarlos y disfrutar de ellos cualquiera que sea su tecnología o medio en el que se oferten.

"Hacerlos accesibles para evitar los elementos de discriminación que impiden a las personas con discapacidad la participación y el pleno ejercicio de sus derechos", añade el escrito firmado por la directora general del Imserso, Purificación Causapié, y el director general de Fundación ONCE, Luis Crespo.

Para ello, el convenio recoge una aportación económica de las partes de más de 3 millones de euros. El Imserso aportará más de 2,2 millones de euros, mientras que la Fundación ONCE realizará una contribución de 826.000 euros.

En su intervención, Causapié repasó las diferentes actuaciones que se llevarán a cabo en el marco de este acuerdo, que se desarrollará, sobre todo, en municipios, barrios y localidades del entorno urbano y rural. "Es un buen instrumento que permitirá el desarrollo de actuaciones que garanticen la accesibilidad, elemento clave para la garantía de los derechos de las personas con discapacidad", subrayó.

Por su parte, Luis Crespo insistió en que "la mayor ventaja o beneficio" es que permitirá llegar al ámbito de actuación de pueblos o ciudades relativamente pequeñas, entornos en los que las personas con discapacidad se ven afectados por una triple discriminación: la dispersión geográfica, la distancia a los servicios y la propia discapacidad.

"Ambos acuerdos", concluyó, "contribuirán a generar condiciones de accesibilidad que 'por lo menos' no agraven el hecho de la discapacidad".

DIAGNÓSTICO Y PLANES DE ACTUACIÓN

En concreto, entre las actuaciones previstas en el primero de los textos se recogen actuaciones de diagnóstico y planificación para lograr la accesibilidad. Se trata de conocer el estado de los entornos urbanos y de los edificios de uso público, así como las actividades y los servicios que en ellos se prestan. Para ello, se llevarán a cabo planes de accesibilidad universal.

También se prevén actuaciones correctoras para alcanzar la accesibilidad, tanto en el urbanismo y en la edificación como en los servicios basados en las TIC, y acciones preventivas o de implantación de sistemas de gestión.

Otro aspecto que recoge el acuerdo es la extensión del servicio de transporte en taxi accesible y el desarrollo de campañas de sensibilización, formación e innovación que consigan promover la accesibilidad universal y la autonomía personal de las personas con discapacidad.

El segundo de los convenios está dirigido a fomentar acciones de I+D+i en accesibilidad universal y diseño para todos. Su objetivo es lograr la autonomía personal de las personas con discapacidad y las personas mayores en general. En virtud del mismo, se llevarán a cabo actuaciones de investigación, formación e innovación que aporten soluciones de accesibilidad y autonomía para ambos colectivos.

En este caso, se considerarán líneas básicas de investigación preferente aquellas relacionadas con personas con daño cerebral, personas con grave discapacidad, con enfermedades raras, alzheimer y otras demencias, y con trastorno mental grave, siempre dirigidas a fomentar la autonomía personal.

Ver todas