Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

Fundación ONCE apoya a la Fundación Ecuestre en su trabajo en favor de la discapacidad

viernes, 6 de mayo de 2016

​​Fundación ONCE acogió este jueves la jornada 'La equitación como recurso educativo', un encuentro organizado​

Fundación ONCE acogió este jueves la jornada 'La equitación como recurso educativo', un encuentro organizado por la Fundación para la Promoción del Deporte Ecuestre en el que se abordaron los beneficios de la terapia con caballos para las personas con discapacidad.
 
El director general de Fundación ONCE, José Luis Martínez Donoso, y el director general de la Fundación para la Promoción del Deporte Ecuestre, Javier Valiente, fueron los encargados de inaugurar la jornada, que contó con la asistencia de la infanta Elena.
 
En su intervención Martínez Donoso señaló que la colaboración entre ambas entidades marca un punto de encuentro en el avance de la equinoterapia o hipoterapia aplicada a personas con discapacidad. Según dijo, "la inclusión no es plena si no incluye todas las variables".
Por ello, añadió, Fundación ONCE trabaja por la formación y el empleo de las personas con discapacidad, pero también para favorecer la participación de todos en las actividades de deporte y ocio.
En su opinión, jornadas como ésta sirven para poner encima de la mesa buenas prácticas de cómo inciden las terapias ecuestres en las personas con discapacidad.
Por su parte, Javier Valiente explicó la labor que realizan desde la Fundación Ecuestre en materia de formación profesional, de jóvenes deportistas y, fundamentalmente, terapéutica. Además, se refirió a los convenios de colaboración que mantienen cada año con distintas entidades para avanzar en la atención terapéutica.
En el transcurso de la jornada diversos expertos expusieron los beneficios de la equitación terapéutica, que no sólo tienen que ver con efectos positivos a nivel funcional, sino también ventajas desde el punto de vista psicológico y emocional.
"Se producen mejoras en el equilibrio, la coordinación, el tono muscular, el ritmo o la orientación", explicó Raquel Valero, médico especialista en rehabilitación del Departamento de Rehabilitación de la Universidad Complutense de Madrid y co-directora del Curso de Experto en Equitación Terapéutica.
También provoca efectos positivos en el desarrollo sensorial y afectivo del niño, mejora la autoestima, la confianza en sí mismo, el espíritu de superación y, en definitiva, supone ventajas desde el punto de vista funcional y en el plano emocional, concluyeron los expertos.
Ver todas