Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

Entreculturas recuerda el terremoto de Haití con la historia de una niña con discapacidad

lunes, 13 de enero de 2020

​Michel Ange, una niña que sobrevivió con 6 años al terremoto de Haití de 2010 y que, a pesar de haber perdido su pierna, aprendió a montar en bici y descubrió su mayor pasión, el fútbol, protagoniza una campaña de la ONG Entreculturas con motivo del décimo aniversario de aquel fuerte seísmo que arrasó el país caribeño. A consecuencia de la catástrofe de aquel 12 de enero fallecieron 316.000 personas, 350.000 quedaron heridas, y más de 1,5 millones quedaron sin hogar.​

Cartel promocionalMichel Ange, una niña que sobrevivió con 6 años al terremoto de Haití de 2010 y que, a pesar de haber perdido su pierna, aprendió a montar en bici y descubrió su mayor pasión, el fútbol, protagoniza una campaña de la ONG Entreculturas con motivo del décimo aniversario de aquel fuerte seísmo que arrasó el país caribeño. A consecuencia de la catástrofe de aquel 12 de enero fallecieron 316.000 personas, 350.000 quedaron heridas, y más de 1,5 millones quedaron sin hogar.

La campaña, con el lema ‘La esperanza no tiene límites’, se centra en la historia de la Michel Ange. “Mi mundo se vino abajo. Mi abuelita perdió su casa y yo perdí mi pierna. Con mi madre pudimos llegar al campo de desplazados de Canaan. La vida era difícil en medio del caos. Las personas mayores buscaban comida, las niñas y los niños pasábamos mucho tiempo solos, teníamos miedo. Hasta que descubrí que en mi país hay muchas personas que cuidan y ayudan. En la escuela consiguieron una prótesis para mí. Aprendí a montar en bici y a jugar al fútbol. Cuando juego al fútbol, yo soy una más. Cuando le pego a la pelota, me siento bien. Ahora ya no soy tímida: ya no tengo miedo”, explica la pequeña.

La niña resistió a las dificultades de crecer en un campo para personas desplazadas. Y, a pesar de haber perdido su pierna, aprendió a montar en bici y descubrió su mayor pasión, el fútbol. Desde que comenzó a estudiar en la Escuela de Fe y Alegría de Canaan y a participar en el programa de la organización católica Entreculturas de ‘La Luz de las Niñas’, su fuerza, su autoestima y su esperanza no conocen límite, defienden en la organización.

Entreculturas también destaca que, a través de su acceso a la educación y el deporte, Michel Ange ha roto con las barreras de la desigualdad. Como Haití, Michel Ange es valiente, “pero no soy la única, el mundo está lleno de niñas valientes que luchan por una vida mejor”, explica la niña.

Ver todas