Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

"En su día a día uno siempre hace política, de una manera u otra”

miércoles, 23 de marzo de 2011

​Juan Carlos Martínez, técnico de la Dirección de Comunicación de Fundación ONCE​

Últimamente, el rostro de Juan Carlos Martínez García (Madrid, 1978) se está convirtiendo en un icono de la discapacidad. Aunque desempeña la labor de técnico de la Dirección de Comunicación de Fundación ONCE, desde siempre ha estado vinculado al deporte (ocupa, entre otros cargos, la presidencia de la Asociación Nacional del Deporte Adaptado), fue uno de los protagonistas del laureado documental ‘Capacitados’. Ahora, ha decidido estrechar su compromiso político al incorporarse en la candidatura del PSOE de Rivas Vaciamadrid a las Elecciones Municipales del próximo mes de mayo.

¿Qué anima a un ciudadano a meterse en las procelosas aguas de la política?
Desde que tengo uso de razón me ha gustado este mundillo. Mis padres vivieron los años de la dictadura y de Transición y me hicieron creer en la lucha ideológica y política. Creo que es la mejor y más útil herramienta para luchar por los derechos de las personas, para poner tu granito de arena para hacer un mundo mejor. Digamos que uno en su día a día siempre hace política, de una manera o de otra.

¿Cuáles son las grandes bazas en materia de discapacidad que contempla el programa electoral que defenderá?
Históricamente, desde nuestro partido hemos defendido los derechos de los más vulnerables; en concreto, en Rivas llevamos haciéndolo en el gobierno municipal desde hace 25 años. A partir de mayo seguiremos trabajando por ellos, si los vecinos nos dan su confianza.
Aún estamos en la elaboración del programa electoral, pero puedo adelantar que pondremos en marcha la Oficina Municipal de la Discapacidad y la Dependencia, que pretende centralizar todos los servicios que se prestan a las personas con discapacidad y sus familias en el ámbito municipal, y convertirse en un punto de asesoramiento, información y defensa de sus derechos. Del mismo modo, las personas dependientes y sus familias tendrán un servicio de apoyo sobre el funcionamiento de la ley de dependencia y pondremos nuestros servicios jurídicos a su disposición para interponer cualquier reclamación al respecto.

De todas ellas, ¿de cuál es de la que más orgulloso se siente?
Me siento orgulloso de todas y cada una de las propuestas que llevaremos en nuestro programa electoral porque van encaminadas a hacer una sociedad más justa, una sociedad en la que todos y cada uno de sus vecinos y vecinas participen en la toma de las decisiones que les afecten. Vamos a hacer de Rivas una ciudad para todos y todas, sin excluir a nadie, en este caso, por el hecho de tener una discapacidad.

En cuanto a política social, ¿qué propósitos lleva su candidatura?
Las políticas sociales son la bandera de nuestro partido en sus más de 130 años de historia. En Rivas no sólo mantendremos los extraordinarios servicios sociales existentes actualmente, si no que los potenciaremos.
Somos conscientes de la grave crisis económica que atravesamos pero, con una gestión responsable de los recursos, conseguiremos potenciar esos servicios sociales básicos que nuestra ciudadanía necesita ahora más que nunca.

Si reciben el respaldo ciudadano, ¿qué es lo primero que harían? ¿Qué problemas requieren una solución más rápida y eficaz?
Trabajaremos en todos los ámbitos, pero sin lugar a dudas tenemos que ayudar y nos tenemos que centrar en los más de 4.500 vecinos de Rivas que se encuentran en situación de desempleo. A ellos se destinarán nuestros primeros y mayores esfuerzos, si Guillermo Magadán, nuestro candidato a la alcaldía, resulta elegido en las urnas.
Y, por supuesto, y con la ayuda de Tomás Gómez, próximo presidente de la Comunidad de Madrid –espero-, daremos a Rivas los servicios sanitarios públicos de calidad que se merece. Construiremos el tan demandado Tercer Centro de Salud con Especialidades, que desde hace varios años debería estar ya en funcionamiento.

¿Cuál ha sido la respuesta de sus convecinos al saber que estaba en la lista a la alcaldía?
Creo que la noticia ha sido bien recibida por la gente que me rodea: vecinos, amigos, familia, etc. La clase política está en la actualidad muy desprestigiada, nos ven como algo lejano y negativo. En mi caso ayudará a mis convecinos y personas cercanas a darse cuenta de que las personas que optamos a responsabilidades políticas somos como ellos, de su mismo barrio, con iguales o diferentes aficiones, que participamos en las actividades de nuestro municipio, que salimos a  comprar el periódico, a jugar con nuestros hijos a los parques públicos, etc. En definitiva, vecinos como cualquier otro.

A lo largo de estos tres años de militancia, después de los casos de corrupción de unos y otros, de leyes que no llegan, de leyes que no se cumplen… ¿qué le mantiene en la brecha?
Si te das cuenta, el número de políticos y cargos públicos imputados por corrupción es un porcentaje ínfimo, si lo comparamos con el número total de alcaldes, concejales y cargos públicos ejerciendo en la actualidad.  De todas formas es algo que nos hace mucho daño al resto y a la imagen de los políticos está muy deteriorada.
Tenemos que trabajar para cambiar esa imagen, tenemos que trabajar para que nuestros vecinos vuelvan a confiar en nosotros, que sigamos estando a su plena disposición y pongamos todo nuestro esfuerzo diario en conseguir, entre todos, una sociedad más justa e igualitaria.
Por todo eso sigo en la brecha. Porque cuando ves que una familia mejora sus condiciones de vida gracias a tu gestión, cuando ves que un niño en silla de ruedas puede entrar a jugar a un parque público igual que el resto de niños, o cuando ves que tus vecinos se benefician de los planes de inserción laboral o que pueden beneficiarse de las ofertas culturales, formativas o de ocio de nuestro municipio, entonces te das cuenta que merece la pena seguir trabajando.

Trabaja, hace deporte, tiene una familia… ¿Merece la pena el tiempo que la política le resta a su vida personal?
Uno intenta siempre buscar tiempo para todo… aunque a veces resulta materialmente imposible. Para no restarle tiempo a mi familia he tenido que dejar aparcadas otras actividades. Este año casi no estoy entrenando y no juego prácticamente torneos. Mi actividad deportiva la compensaré organizando varios eventos deportivos y dando clases de tenis en Rivas. Aún así intento apañármelas para estar todo el tiempo que puedo con mi familia, pero desgraciadamente menos del que se merecen.

¿Qué es lo mejor de dedicarse a la política municipal?
El poder ayudar a la gente. El ver de una manera más o menos directa y a corto plazo los resultados de tu gestión. Ciudades más accesibles, zonas verdes para todos, colegios públicos de calidad, zonas deportivas, el ayudar directamente a familias que de verdad lo están pasando mal. El día puede llegar a ser totalmente agotador, pero totalmente reconfortante.

Por cierto, ¿es accesible Rivas?
Rivas es en un porcentaje muy alto accesible. De hecho se está desarrollando un plan permanente de accesibilidad desde la concejalía de Mantenimiento, que está consiguiendo que Rivas se esté convirtiendo en un ejemplo para otras ciudades. No vamos a parar hasta hacerla cien por cien accesible, nos merecemos tener una ciudad para todos y todas.

¿Hay algún tipo de censo que refleje el número de discapacitados que reside en Rivas?
Eso es algo que el movimiento asociativo reivindica desde hace años. Nuestro partido cree que es algo fundamental. Para trabajar en un campo hay que conocerlo a la perfección, y si no tenemos un mapa de cómo está la discapacidad en Rivas no podremos llegar hasta ellos ni hacer planes de empleo, formación, etc., ajustados a las necesidades reales.

Hechos como el que se presente en una candidatura implica una normalización. ¿Cree que la integración es algo efectivo, algo real o todavía hay que dar muchos pasos para conseguirla?
Parto de la base de que necesitamos más una inclusión que una integración. Por supuesto, quedan muchos pasos para conseguirla. Pero te voy a contar mi experiencia: cuando me quedé en silla de ruedas hace 18 años, pude comprobar que las personas con discapacidad estábamos a años luz de conseguir una igualdad de derechos y oportunidades con el resto de ciudadanos. Ahora, te puedo segurar que esa igualdad se ve más cercana, aunque aún con mucho trabajo por delante por hacer.
Ese cambio es debido al gran trabajo realizado desde hace muchos años por el movimiento asociativo: grandes y pequeñas asociaciones y confederaciones, así como nosotros mismos, las personas con discapacidad,que hemos dado un paso al frente para exigir una igualdad de derechos y de oportunidades que se nos han estado negando históricamente.

Ver todas