Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

El TSJ obliga a la Diputación a nombrar funcionario a un sordo

martes, 28 de abril de 2009

​Rechaza el recurso contra la sentencia que le obligaba a pagarle 3.000 euros por daños morales ​

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León desestima el recurso presentado por la Diputación contra el fallo judicial del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de León, que obligaba a la institución provincial a incluir al demandante en la lista de aprobados de las 17 plazas convocadas para limpiadores y por, lo tanto, a reconocer su derecho a ser funcionario.

Se trata de un sordo que en estos momentos trabaja como interino en el centro asistencial Nuestra Señora del Valle de La Bañeza y que ahora, tras la sentencia, podrá acceder a un puesto de funcionario en la capital, ya que de acuerdo a su puntuación ocuparía el sexto lugar de los 17 aspirantes que consiguieron la plaza. Pero lo novedoso de esta sentencia -”pionera en toda España-” se centra en que obliga a la Diputación a indemnizar al demandante con 3.000 euros por daños morales, además de la cantidad que sea fijada por los perjuicios que se le han ocasionado por sus traslados a La Bañeza.

La sentencia del juzgado de León fue conocida el 30 de junio del pasado año y ya obligaba a la Diputación a nombrar funcionario al demandante con efecto retroactivo al 1 de septiembre del 2007. Este fallo y el del TSJ aplica por vez primera una ley del 2003 y un real decreto del 2004 de protección a los discapacitados y contempla también indemnización por daños morales. El demandante tiene reconocida más de un 33% de discapacidad y contaba ya con un puesto interino en la Diputación cuando decidió presentarse a las oposiciones para lograr una plaza de funcionario. Decidió acudir por el turno de discapacitdados, aunque fue superado por otro candidato. Su mayor puntuación que otros aspirantes del turno libre provocó la demanda.

 

Ver todas