Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

El SCE destinará mas de 5 millones a la integración laboral de discapacitados

lunes, 8 de marzo de 2010

​Los centros especiales de empleo son empresas en las que, al menos el 70 por ciento de la plantilla, tiene alguna discapacidad, ya sea física, psíquica y/o sensorial en grado igual o superior al 33 por ciento, explicó el SCE en un comunicado​

También pueden conformar la plantilla pensionistas de la Seguridad Social con una pensión reconocida de incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez, además de pensionistas de clases pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o de retiro por incapacidad permanente.

El objetivo de este tipo de empresas es proporcionar a los trabajadores con discapacidad la realización de un trabajo productivo y remunerado, adecuado a sus características personales y que facilite su integración laboral en el mercado ordinario de trabajo, participando regularmente en las operaciones de mercado.

Pueden ser creados por entidades, personas físicas, jurídicas o comunidades de bienes que tengan capacidad jurídica y de obrar para ser empresarios, así como por las administraciones públicas, directamente o en colaboración con otros organismos. Además, pueden tener carácter público o privado, con o sin ánimo de lucro.

Las ayudas del SCE para estas empresas se diferencian en distintas modalidades.

Las hay para asistencia técnica, destinadas a sufragar la inversión fija en proyectos de interés social, o para disminuir en un máximo de tres puntos los intereses de préstamos de entidades financieras que hayan firmado convenios de colaboración con el SCE para tal fin.
La cuantía de estas subvenciones alcanza como máximo los 12.020 euros por puesto de trabajo creado con carácter estable si el centro especial de empleo supera el 90 por ciento de trabajadores con discapacidad, y los 9.015 euros si oscila entre el 70 y 90 por ciento.

Por otra parte, para ayudar al mantenimiento de puestos de trabajo existen subvenciones dirigidas a hacer frente al coste salarial (50 por ciento del salario mínimo interprofesional), para la adaptación de puestos de trabajo en cuantía no superior a 1.803 euros, para equilibrar y sanear financieramente los centros, así como para equilibrar el presupuesto en centros sin ánimo de lucro, declarados de utilidad pública.

En relación a las unidades de apoyo a la actividad profesional, el SCE subvenciona por cada trabajador con discapacidad 1.200 euros para los costes laborales y de Seguridad Social derivados de la contratación indefinida de los trabajadores de estas unidades.

Ver todas