Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

"El empleo es el elemento clave para la inclusión"

miércoles, 20 de octubre de 2010

​László Andor, comisario de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión​

László Andor ha tomado las riendas de la 'cartera' europea de Empleo -iniciada a principios de 2010-con grandes retos y unas ideas muy claras: reducir la pobreza, generar empleo, luchar contra la discriminación y la exclusión social. Y todo, en un entorno de crisis.

¿Cómo afrontó su nueva etapa en la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales? ¿Qué objetivos le gustaría desarrollar a corto-medio plazo?
El reto más urgente al que Europa se enfrenta en los próximos años es combatir el desempleo masivo, que en la UE gira en torno al 10%, con aproximadamente 7,1 millón de parados más que en 2008. El número de jóvenes que buscan un trabajo también ha crecido significativamente en los últimos dos años. 

Por ello, a nivel europeo, necesitamos perseguir medidas sociolaborales que vayan unidas para magnificar sus efectos. La CE ha propuesto una estrategia ambiciosa para los próximos 10 años llamada Europa 2020, que fue aprobada en julio durante el encuentro de los líderes de la UE. En esta estrategia se establecen objetivos específicos sobre el incremento del empleo y la reducción de la pobreza. En mi opinión, el establecimiento de objetivos concretos es un fuerte indicador del compromiso de la UE para alcanzar resultados visibles.

2010 es el Año Europeo para combatir la pobreza y exclusión social, ¿Qué mensaje evía a los empresarios con prejuicios? Al respecto, ¿cree que la pobreza y la exclusión social están íntimamente relacionadas con el nivel educativo, así como con su escala laboral?
La diversidad es una clara ventaja tanto para la sociedad como para las empresas. Recientemente, investigamos a 900 compañías para la realización del estudio sobre ‘El caso comercial a favor de la discapacidad. Buenas prácticas en el lugar de trabajo’. Los resultados señalan que cada vez más empresas en Europa adoptan estrategias para la diversidad e igualdad; no sólo por motivos étnicos y legales, sino también por los beneficios sociales que se esperan obtener. Entre éstos destacan una mejor contratación por parte del empresario y retención de un amplio elenco de trabajadores de alta calidad, mejorar la imagen y reputación corporativa, y una mayor innovación y mejora de las oportunidades de marketing.

Estos resultados muestran que los cambios demográficos europeos (baja natalidad, población más mayor y baja mano de obra) requerirán que muchas compañías en los años venideros tengan que considerar a un grupo de talento mucho más diverso que satisfaga sus necesidades de contratación. Ahora, el cambio demográfico está actuando como un catalizador para el desarrollo de estrategias de diversidad relacionadas con la edad en muchas empresas. El estudio contiene una lista de 121 buenas prácticas para inspirar a los empresarios en sus políticas de recursos humanos.

En tiempos de dificultad económica, es importante no dejar de lado a los grupos vulnerables. Necesitamos todos los talentos para recuperarnos de la actual crisis. El empleo es el elemento clave para la inclusión. El Fondo Social Europeo (FSE) es la palanca financiera para ofrecer formación, ayudar a los grupos vulnerables a insertarse en el mercado laboral y para concienciar a los empresarios sobre las ventajas de la diversidad. Desde hace cuatro años, hemos desarrollado una campaña comunitaria para la diversidad y contra la discriminación a fin de concienciar más sobre estos temas entre los ciudadanos y entre las compañías.

¿Cómo combate la CE los casos de discriminación múltiple en este marco de crisis?
Estamos muy concienciados con los casos de discriminación múltiple y la UE tiene vigente una legislación para abordar la discriminación en el lugar de trabajo. Es vital informar a las personas sobre sus derechos y obligaciones bajo una legislación de igualdad de la UE. Si te sientes personalmente discriminado, puedes dirigirte a tus instituciones nacionales de igualdad y te ayudarán en la defensa de tus derechos.

La legislación también es un aspecto crucial en la lucha por la igualdad, pero sabemos que tenemos que hacer mucho más. La UE está apoyando una variedad de medidas destinadas a combatir la discriminación:  financiación de proyectos, realización de estudios y apoyo a las campañas de información y concienciación para que las personas conozcan sus derechos a recibir un trato igualitario –¡y puedan llevarlo a la práctica! Mi compañera la vice presidenta Viviane Reding trabaja específicamente sobre los temas de igualdad.

¿Cree que la estrategia ‘Europa 2020’ supondrá un antes y un después en la UE?
Europa 2020 es una estrategia global tiene una fuerte dimensión social. Mejorar las oportunidades de la sociedad y el acceso al mercado laboral es el factor clave en la lucha contra la pobreza y la ruptura del ciclo de exclusión. De ahí la urgente necesidad de  reducir la pobreza en el trabajo, ayudar a los jóvenes a entrar en el mercado laboral, elevar la tasa de empleo de las personas mayores de 50 años, y asegurar que los trabajadores que han perdido sus empleos encuentren uno nuevo rápidamente.

Nuestras propuestas para una estrategia Europa 2020 enfocada al trabajo y al crecimiento para los próximos 10 años tiene un claro objetivo: promover una economía de mercado social que sea más ecológica, más competitiva y más inclusiva.

Como parte de ello, hemos pedido a los países miembros de la UE que establezcan objetivos concretos sobre la reducción de la pobreza a nivel europeo. El objetivo es reducir el número de europeos que están en situación de pobreza en 20 millones hasta 2020.
 

En el marco del Programa Operativo de la Lucha contra la Discriminación, ¿cree que el FSE es la herramienta más útil para combatir el desempleo de los colectivos vulnerables? Al respecto, qué opina sobre las organizaciones que trabajan para garantizar los derechos de las personas con discapacidad y su inclusión social?

El FSE es el principal instrumento financiero para invertir en las personas. En el periodo 2007-2013, se invertirán 76 mil millones de euros en proyectos de todo el territorio de la UE, incluyendo 8 mil millones, sólo en España. El FSE puede usarse para reducir el impacto de la crisis en numerosos países. Por ejemplo, puede utilizarse para la formación y la ampliación de la formación de la mano de obra amenazada por despido. También hay proyectos específicos para apoyar a grupos vulnerables y personas excluídas del mercado laboral.

La mayoría de los países está utilizando la ayuda del FSE para paliar las consecuencias negativas de la crisis y nosotros apoyaremos aún más a los estados miembros que quieran centralizar sus programas de FSE en insertar laboralmente a las personas y garantizar su permanencia. Recientemente, hemos hecho cambios relativos al FSE para adelantar pagos y reducir los trámites burocráticos.

Las organizaciones que apoyan los derechos de las personas con discapacidad son socios cruciales para nosotros. Nos aportan sus conocimientos especializados para el desarrollo de políticas y programas y también nos ayudan a asegurar que los derechos a un trato igualitario que subyacen en la legislación comunitaria sea efectivos. Esta es la razón por la que, por ejemplo, la CE ofrece apoyo financiero al Foro Europeo de la Discapacidad, que reune a organizaciones de la discapacidad de toda la Unión y ayuda a representarlas a escala cominitaria.

¿Cuál es su perspectiva de los  meses de presidencia española de la UE?
La Presidencia Española de la UE ha llegado en un momento crucial para la UE. Por una parte, nos hemos enfrentado a grandes retos con los efectos de la crisis económica, particularmente con el empleo, y hemos preparado estrategias para salir de la crisis. Por otra parte, hemos tratado nuestra ambiciosa estrategia Europa 2020. Los objetivos concretos que propusimos en el ámbito social –impulsar el empleo y sacar de la pobreza a 20 millones de europeos- son pilares claves de la estrategia y hemos cooperado bien con la presidencia española en estos temas. Aparte de eso, el lanzamiento del Año Europeo contra la pobreza a principios del semestre fue un éxito.

Ver todas