Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

El desempleo en la UE alcanza a 24,6 millones de personas

lunes, 1 de diciembre de 2014

​Bruselas presenta su Encuesta Anual sobre Crecimiento 2015​

La Unión Europea ha presentado la Encuesta Anual sobre Crecimiento 2015, en la que la tasa de empleo ha mantenido el protagonismo en el papel de principal problema económico. La Comisaria de Empleo, Asuntos Sociales, Formación y Movilidad, Marianne Thyssen, adelantó algunos datos, también complementados por Pierre Moscovici, el Comisario de Asuntos Económicos y Financieros.

Pese al asomo de algunos signos de mejora, la tasa de desempleo sigue necesitando reformas estructurales urgentes. Los problemas y retos que Thyssen ha enumerado son conocidos, pero requieren ser recordados.

Por una parte, 24,6 millones de personas en la UE siguen desempleadas, aspecto que afecta de manera más pesada y preocupante a nuestros jóvenes comunitarios: "Nos enfrentamos con el riesgo de tener una generación perdida y esto es simplemente algo que Europa no puede aceptar ni permitirse bajo ningún concepto", afirmaba Thyssen.

El desempleo a largo plazo sigue creciendo hasta el punto de afectar a la mitad de los desempleados, lo que aleja aún más el alcance del objetivo establecido en la Estrategia Europa 2020: un nivel de empleo que alcance al menos el 75% de la población.

Si a estas cifras le unimos la falta de movilidad laboral cada vez más estancada en muchos Estados miembro, lo que se ha conseguido es que la desigualdad y la pobreza ocupen más espacio comunitario, se incremente la divergencia entre los Estados. Y un colectivo especialmente afectado por la pobreza y la desigualdad es el de la infancia, señalaba la Comisaria.

¿El dato positivo? La tasa de abandono escolar en edad temprana ha disminuido gradualmente a favor de los objetivos comunitarios para 2020 que han de situarla por debajo del 10%.

Los países comunitarios también han realizado numerosas actuaciones enfocadas a las reformas del mercado laboral y bienestar social, alineadas con las 'Recomendaciones Específicas por País'. "Estas reformas han comenzado a dar sus frutos, pero no podemos sentirnos satisfechos con nostros mismos. Cuando repartamos el informe a los ministros de Empleo y Asuntos Sociales, compartiré este mensaje con ellos: necesitamos modernizar nuestros mercados laborales y sistemas de protección social. Podemos y debemos hacer más", añadía Marianne Thyssen.

Lo que está claro, es que para Bruselas, el desempleo, ya sea general, ya sea juvenil y/o a largo plazo, está teniendo un impacto brutal en el equilibrio económico y perspectivas de crecimiento. De hecho, "el paquete económico de este año sitúa los retos sociales y laborales de una manera más firme en la perspectiva macroeconómica.
 
"Es por ello, por lo que hoy impulsaré junto con el Comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, la actualización del uso de los indicadores sociales y de empleo en el procedimiento de desequilibrio macroeconómico (PDM) del próximo año, con el fin de reforzar nuestra capacidad de respueta".

El procedimiento de desequilibrio macroeconómico es un mecanismo de supervisión y ejecución que tiene por objeto prevenir y corregir los desequilibrios macroeconómicos en la Unión. Para ello, se basa en el análisis de indicadores externos e internos y establece recomendaciones preventivas además de correctoras.

PRIORIDADES

Cinco son las prioridades citadas por Thyssen, acompañadas de un esfuerzo por mantener y profundizar el diálogo social, "con el fin de asegurarnos las garantías de éxito".

Por una parte, apoyar la creación de empleo y emprendimiento. ¿Cómo? Un buen punto de partida sería aprovechar el Plan de Inversión propuesto por el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker, por el que se destinarán 300 mil millones de euros a cada uno de los objetivos fijados para 2020, y que estimularán la economía real que es donde se crea el empleo, propone Thyssen.

La lucha contra la segmentación del mercado laboral y el trabajo no declarado es otra de las prioridades, junto con el desplazamiento de la carga fiscal del rendimiento del trabajo. Respecto a este punto, la Comisaria ha recordado que "el proyecto de Planes presupuestarios identifica este problema en muchos Estados miembro, pero con progresos lentos".

Un punto clave y básico para el progreso es la formación para el empleo. Estas actuaciones requieren más inversión para los jóvenes y desempleados de larga duración. Medida que debe ir acompañada del quinto factor clave: la modernización de los sistemas de protección social, incluyendo los sistemas de pensiones, para que sean apropiados y eficientes.

ADMINISTRACIONES PÚBLICAS MÁS EFICIENTES

Hay mucho más detrás de estos cinco factores. Marianne Thyssen ha lanzado un mensaje a las administraciones públicas, con el fin de que favorezcan un entorno empresarial y eliminen las barreras que impiden el crecimiento y la creación de empleo. Además, recuerda que son necesarias más inversiones públicas en investigación y desarrollo.

"Esta Comisión respaldará a los Estados miembro en estos esfuerzos. La coordinación económica, en particular el Semestre de la UE, ha demostrado ser un instrumento eficaz para ayudar a los Estados comunitarios en la consecución de sus reformas económicas".

Ver todas