Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

El desempleo desciende en 70.800 personas en el tercer trimestre

viernes, 29 de octubre de 2010

​La tasa de paro se reduce tres décimas, hasta el 19,79%​

El número de parados se redujo en el tercer trimestre del año en 70.800 personas, lo que sitúa el total de desempleados en 4.574.700 personas, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este descenso en la cifra de desempleados, unido a un mantenimiento de la población activa, ha propiciado que la tasa de paro se redujera 3,1 décimas entre julio y septiembre, hasta situarse en el 19,79%.

Asimismo, la ocupación aumentó en este periodo en 69.900 personas, hasta situar el total de trabajadores en 18.546.800 personas. De esta forma, la tasa interanual de variación del empleo pasa a ser del -1,71%.

El descenso del desempleo afectó en mayor medida a los varones (57.800 menos) que a las mujeres (13.000) y situó la tasa de paro masculina en el 19,29%, mientras que la femenina es del 20,4%.

Además, la disminución del paro se registró tanto entre los ciudadanos españoles como entre los extranjeros, con descensos de 43.800 y 27.000 desempleados, respectivamente. No obstante, en términos relativos la caída fue superior entre los extranjeros, con un descenso respecto al trimestre anterior del 2,44%, frente al 1,24% de los nacionales.

El desempleo se redujo en todos los sectores, especialmente en la construcción (66.500 menos) y en los servicios (57.100). Sin embargo, el número de parados de larga duración -los que llevan más de un año buscando empleo- aumentó en 61.200 personas. Asimismo, el paro también aumenta entre los que buscan su primer empleo.

CASI 70.000 OCUPADOS MÁS

En cuanto a la ocupación, la población que tiene un empleo aumentó en 69.900 personas, hasta un total de 18.546.800 trabajadores, lo que supone el segundo trimestre consecutivo de incremento de la ocupación desde el año 2007.

El aumento se produjo en mayor medida entre los hombres (42.200 ocupados más) y entre la población extranjera (45.500 más).

Por edades, el incremento de la ocupación se observa en los menores de 25 años, por un lado, y en las personas de 45 y más, por otro, con aumentos de 52.900 y 73.600 personas, respectivamente. Por el contrario, la población ocupada entre 25 y 44 años se redujo en 56.700 personas.

El sector servicios es el responsable de la creación de empleo en este trimestre, con un incremento de 144.000 ocupados. Este aumento compensa la bajada en los otros tres sectores de actividad, con descensos de 31.600 ocupados en la construcción, 18.300 en la industria y 24.100 en la agricultura.

Por situación profesional, continúa el descenso del empleo por cuenta propia (18.500 menos), mientras el número de asalariados aumenta en 92.900 personas.

Por tipo de contrato, los asalariados con un empleo temporal aumentaron en 127.800 personas, mientras que aquellas con un contrato indefinido se redujeron en 34.900. Esta evolución elevó la tasa de temporalidad en casi 7 décimas, hasta el 25,56%.

El empleo a tiempo parcial bajó este trimestre en 126.700 personas, mientras que los ocupados a tiempo completo aumentaron en 196.600. Así, el porcentaje de personas que trabaja a tiempo parcial queda en el 12,79.

En cuanto a la población activa, el crecimiento observado en el segundo trimestre no se mantiene en el tercero, cuando el número de personas que tienen un empleo o lo buscan se mantuvo prácticamente estable (-800 personas).

Así, el número de activos se sitúa en 23.121.500 personas, cifra prácticamente igual a la del trimestre anterior, y la tasa de actividad se mantiene por encima del 60%.

En el caso de la ocupación femenina, ésta prosigue su ascenso y alcanza un nuevo máximo (52,22%), si bien sólo sube tres centésimas respecto del segundo trimestre.

Por comunidades autónomas, Andalucía y Murcia presentan los aumentos trimestrales más acusados del paro, con crecimientos superiores a las 20.000 personas. Por el contrario, los descensos más significativos se registraron en Madrid, Castilla-La Mancha y Baleares, todos ellos con caídas superiores a los 16.000 desempleados.

No obstante, en los últimos doce meses todas las comunidades, excepto el País Vasco, presentan subidas del desempleo.

Precisamente con la Comunidad Vasca, Cantabria y Navarra las autonomías con una menor tasa de paro, que se sitúan por debajo del 13%. En el extremo opuesto, Canarias y Andalucía presentan tasas de desempleo que superan el 28%.

Ver todas