Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

El Concello de Lugo contratará personas con síndrome de down para puestos que puedan realizar

martes, 5 de mayo de 2009

​Programa de acompañamiento en la adaptación al puesto de trabajo​

El pleno municipal acordó ayer por unanimidad clasificar qué puestos pueden desempeñar personas con síndrome de down en el Concello para poder contratarlos e incorporarlos a la plantilla municipal y de esta forma favorecer la inclusión social. Esta fue la única propuesta aprobada ayer, ya que el resto o se rechazaron o pospusieron.

Aunque todos los grupos apoyaron tomar medidas para favorecer la contratación de personas con este trastorno genético tanto en el Concello como en las empresas contratadas por el gobierno municipal no se establecen fechas para empezar a hacerlo. En la propuesta, que presentó el PP, se establece que, en primer lugar, hay que elaborar el catálogo de puestos de trabajo que pueden realizar y, a continuación, diseñar un «programa de acompañamiento en la adaptación al puesto de trabajo» junto con las asociaciones cuyo objeto social es la formación de personas con minusvalías psíquicas.

Los populares también plantean la necesidad de diferenciar según minusvalías o trastornos el porcentaje de plazas reservadas en la relación de puestos de trabajo; e incluir entre los criterios a puntuar en los pliegos de las distintas adjudicaciones que la empresa concursante tenga o proponga crear puestos de trabajo reservados a personas con discapacidad. La propuesta no se debatió, puesto que todos los grupos estaban de acuerdo con llevarla a cabo.

Compostaje doméstico

El único punto del orden del día que provocó cierto debate entre los grupos políticos fue el relativo a la puesta en marcha de una campaña piloto para promover el compostaje doméstico, como planteaba el BNG.

La nacionalista Paz Abraira explicó que el 53% de cada bolsa de basura son restos de materia orgánica, según datos de la Axenda 21, y recalcó que si el Concello la retirara, se recortarían gastos y habría un beneficio medioambiental. Para ello, el BNG propuso que se pusiera en marcha un programa piloto el año que viene entre los residentes en viviendas unifamiliares que consistiría en el reparto gratuito de cajones para hacer el compostaje, en divulgar los beneficios de esta acción y, por último, en estudiar ventajas fiscales para quien lo hiciera.

PSOE y PP lo rechazaron porque consideran que antes de empezar habría que saber cuántas personas están interesadas. El concejal de Medio Ambiente, Lino González, explicó que este año no hay presupuesto para ello, a lo que Abraira contestó que los cajones para repartir costarían 80 euros.

Ver todas