Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

El centro laboral de Apsa en San Vicente emplea a cien usuarios en tres años

martes, 23 de marzo de 2010

​El Ayuntamiento entrega diplomas acreditativos a diez discapacitados intelectuales que se han formado en jardinería​

La labor que la Asociación Pro Discapacitados Psíquicos de Alicante, Apsa, realiza desde hace años para conseguir insertarlos en el mercado laboral está dando sus frutos de manera muy satisfactoria en San Vicente. En los últimos tres años, según datos ofrecidos por la asociación, el Centro de Orientación, Formación y Asesoramiento Laboral situado en la calle Petrer, ha dado trabajo a un centenar de personas. Según manifestaron ayer la concejal de Educación y Bienestar Social de San Vicente, María de los Ángeles Genovés, y el gerente de la asociación, Carlos Giner, durante el acto de clausura de un curso de inserción laboral de jardinería, cerca del 50% de los jóvenes con discapacidad intelectual que logran la capacitación profesional a través de estos programas, logra acceder al mercado laboral, algo difícil en otras circunstancias.

En el caso de San Vicente, diez alumnos acaban de finalizar su formación en la rama de jardinería en la nave situada en la calle Petrer del municipio y ayer recibieron el diploma acreditativo de manos de la concejal.

Giner destacó que San Vicente del Raspeig «es un municipio especial, uno de los municipios con más preocupación en los asuntos sociales, que brinda su apoyo no sólo con la realización de estos cursos», sino además con la cesión de tres apartamentos tutelados para personas con discapacidad, así como la cesión de otros locales en la calle Petrer para la ubicación del Centro de Orientación, Formación y Asesoramiento Laboral , Cofal.

El Consistorio de San Vicente cedió dos locales a Apsa y a la Asociación de Padres y Familiares de Discapacitados del Centro Ocupacional Maigmó para la creación del Cofal, que tiene como finalidad la integración social y laboral de personas con discapacidad intelectual.

Este centro va mucho más allá de la simple puesta en marcha de cursos de formación adaptada, ya que promueve una atención integral y personalizada para la inserción laboral eficaz.

Sus servicios incluyen el asesoramiento laboral, la orientación profesional según el perfil personal del candidato, la generación de empleo con apoyo y seguimiento laboral de los trabajadores, el reciclaje profesional, así como la creación de una bolsa de trabajo para discapacitados intelectuales.

El equipo técnico está compuesto por ocho miembros; un director, un psicólogo, un responsable de producción de manipulados y cinco preparadores laborales.
El número de usuarios de atención directa es de 70 personas y el número de personas que reciben formación a lo largo del año es de 80 a 100 personas.

Ver todas