Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

El Ayuntamiento de Almería se compromete a tener una ciudad para todos

martes, 1 de marzo de 2011

​La capital cuenta desde hace unas semanas con su I Plan Municipal de Discapacidad, que persigue la integración real, laboral y social, del colectivo​

Una ciudad más accesible para todos. Ése es el objetivo que el Ayuntamiento de Almería y las organizaciones de discapacitados de la capital se han marcado en el I Plan Municipal de Discapacidad con el que cuenta la ciudad, aprobado hace unas semanas.

Un documento en el que la Administración local ha querido diseñar las estrategias y políticas a seguir ante un colectivo «muy numeroso de población, pero muy heterogéneo». Tanto, que son una treintena las asociaciones que les representan en la ciudad de Almería, atendiendo a su propia identidad y la unidad de su problemática.

La lucha contra la discriminación, la accesibilidad universal, la transversalidad y la inclusión son los principios que rigen el texto, orientado a impulsar medidas de acción positiva que prevengan y compensen las desventajas y especiales dificultades que tienen las personas con discapacidad en la incorporación y participación plena en los distintos ámbitos de la vida, así como acciones contra la discriminación capaces de prevenir y corregir que el colectivo sea tratado de una manera menos favorable que otro, en una situación análoga o comparable.

Y, para conseguir la integración plena, defiende el documento, qué mejor medio que ofrecer a estas personas las herramientas con las que ser independientes a través de su inserción y orientación laboral. Un handicap que, defienden desde el Ayuntamiento, poco a poco van superando pero que aún obtiene cierta resistencia debido a las deficiencias y carencias de formación reglada y a la falta de experiencia que tienen muchos discapacitados, además de un «mal entendido proteccionismo familiar» que les ha creado «no sólo problemas de comportamiento personal» sino también «barreras psicológicas y físicas en la integración social y laboral».

De ahí que el Ayuntamiento se comprometa a llevar a cabo, en los centros de servicios sociales comunitarios, acciones encaminadas a potenciar la empleabilidad de las personas con discapacidad a través del asesoramiento personalizado tanto a nivel individual como familiar y, además, vaya a ampliar la participación de este colectivo en las actividades de formación e inserción laboral por cuenta propia o ajena que programen las áreas municipales de Empleo y Desarrollo Económico, Juventud y Personal.

En concreto, el Ayuntamiento reservará un 5 por ciento de las plazas para alumnos con discapacidad en los cursos de formación que imparta; y un porcentaje similar para usuarios discapacitados en las escuelas-taller y talleres de empleo. Asimismo, asesorará a quienes deseen crear su propia empresa sobre las ayudas e incentivos públicos específicos que tiene este colectivo; y podrán obtener un trato preferente en la consecución de microcréditos, a través de los convenios suscritos con entidades financieras. El Ayuntamiento pondrá también en marcha programas de asesoramiento 'on line' para emprendedores con problemas de movilidad.

Pero, además, el Consistorio se compromete, a través del área de Personal, a lograr a lo largo del tiempo de desarrollo de este plan, que tiene una vigencia de dos años, el progresivo aumento de la reserva de las vacantes a personas con discapacidad en las ofertas públicas de empleo con respecto a lo legalmente establecido, manteniendo, como mínimo, la existente en estos momentos, que está en el 10 por ciento.

Y, una vez obtenida la independencia necesaria a través de la inserción laboral, se hace necesario otra serie de medidas para el disfrute del tiempo libre. Por ello, el área de Movilidad también se compromete, por su parte, a potenciar tanto la accesibilidad en el transporte público colectivo -autobuses y taxis adaptados- como el desarrollo de un estudio exhaustivo que, por un lado, identifique los espacios reservados a vehículos de personas con discapacidad y, por otro, proponga nuevas ubicaciones, en caso de existir déficit.

Transporte adaptado
 
De hecho, según ha informado Pilar Ortega, concejala de Participación Ciudadana y artífice del plan, el Ayuntamiento tiene previsto impulsar e incrementar el número de licencias para taxis accesibles a lo largo de su periodo de vigencia. Y, además, se «adaptarán progresivamente» las paradas y marquesinas destinadas al transporte público urbano, eliminando las barreras que puedan existir. Sin olvidar la celebración de campañas de concienciación periódicas dirigidas a «dejar libres las plazas reservadas a personas con movilidad reducida».
La movilidad no puede ser plena, sin embargo, si los edificios, públicos y privados, no se hacen accesibles. Y, en este contexto, el Ayuntamiento trabajará en «potenciar el cumplimiento de la normativa vigente, adaptando progresivamente, y de forma equilibrada, los entornos con los criterios establecidos y que adoptan la característica principal de 'Diseño para todos'».

Una comisión de seguimiento de la accesibilidad en materia urbanística se encargará, en este sentido, de vigilar y abogar por su cumplimiento, así como de proponer cuantas medidas considere necesarias.
Una accesibilidad que tratará de llegar no sólo a las actuaciones urbanísticas sino también a las actividades de ocio que programa el Consistorio. Por primera vez, de hecho, se compromete el Ayuntamiento a asegurar «el libre acceso de las personas con discapacidad a los diferentes servicios turísticos». El área de Turismo ha solicitado, en este sentido, que las visitas guiadas que celebra periódicamente no sean exclusivas sino que se adapten también a la presencia de personas con discapacidad.
Otras medidas concretas recogidas en el documento son, como ha explicado la concejala Pilar Ortega, la adaptación de los edificios de la capital al acceso a discapacitados antes de 2019.

Destaca también la edición de una guía de recursos a la que se dará total difusión y que servirá como herramienta de trabajo y ayuda tanto para colectivos como para individualidades; y el compromiso municipal de organizar cursos de lengua de signos para los trabajadores públicos que deban atender a la ciudadanía.

Ver todas