Comunicacion

Estar al día de la actualidad en materia de discapacidad también cuenta.

El Arte de la Mesa. La Innovación y desarrollo de nuevas técnicas contribuye a rescatar una tradición milenaria

viernes, 3 de abril de 2009

​Por estos días, los trabajadores con discapacidad de Arpanor, un centro especial de empleo, presentan “El Arte de la Mesa”, en los principales centros comerciales de El Corte Inglés, en Madrid​

Esta primavera se ha iniciado con diseño, innovación y colores vivos, con la presentación en Madrid, de la última novedad en menaje de mesa y cocina, que sitúa a la vieja cazuela de toda la vida en un nivel de autentica creación artística.

Teo Calvo Doce, escultor y ceramista, de reconocido prestigio nacional e internacional, con una trayectoria artística de más de 30 años, es el creador de la Colección “Cazuelas con Corazón”. Teo Calvo, es director del Centro Especial de Empleo Arpanor, donde se trabaja todos los días a tiempo completo para fomentar la integración laboral de personas con discapacidad. “Nuestra lucha --nos dice Calvo-- ha sido siempre (hoy más que nunca) por preservar los puestos de trabajo”. Actualmente, Arpanor, tiene 12 trabajadores con discapacidad que representan más del 90% de su plantilla y proyecta ampliar la oferta laboral a personas de este colectivo, gracias al convenio de trabajo solidario logrado con El Corte Inglés.

Es una tradición ancestral --nos explica Teo Calvo-- “en nuestros pueblos hemos crecido con la cazuela, forma parte de nuestra cultura gastronómica. Antiguamente, la cazuela, era más bien tosca, rústica y muy irregular. En la actualidad, las “Cazuelas con Corazón” responden a los deseos y necesidades de un consumidor cada vez más exigente, que se complace disfrutando de las maravillosas propiedades del barro para cocinar y lucirlo en su mesa con una presentación artística y colorida de sugestivas piezas multiformes.

Son “Cazuelas con Corazón” por que literalmente “ponemos el corazón en su elaboración“. Los chicos (en referencia a los trabajadores con discapacidad) se esfuerzan en el repasado de las piezas para conseguir un acabado “gourmet”, sin bordes cortantes, u otras irregularidades. Después viene el color, donde a través de la técnica artesanal se logra un rojo encendido, con matices granates y cerezas o un verde “Montaña Palentina” fruto de la investigación, que es único y agrada a todos los públicos.

Resulta que innovando, investigando y desarrollando nuevas técnicas estamos contribuyendo a rescatar la tradición milenaria del asado en cazuelas y fuentes de barro, cuyas cualidades confieren un gusto especial a los alimentos.

Ver todas